La tradición que Televisa le robó al mundo

EL SALVADOR-RELIGION-TRADITION

Follow @Dogmalucion

 

[box] Cuando se habían deshecho de hasta el último televisor, el último automóvil y el último bolígrafo, los ciudadanos se abrazaban con una sonrisa de satisfacción, algunos aplaudían. Solo un niño apuntaba con la mano hacia sus pertenencias en el fondo del barranco.

“Algún día entenderás”, le contestó su padre. “La identidad es una de las posesiones más preciadas que tenemos, a veces es necesario deshacerse de las demás para mantenerla.”

Habían cerrado sus fronteras al mal extranjero, ya nada contaminaría sus tradiciones ni su estilo de vida. Día tras día, recorrían las calles en el mismo orden, cantaban las mismas melodías y hablaban de los mismos temas. El país estaba en paz, se respiraba esa serenidad que da la autosuficiencia.

Un día que comenzó tan pacíficamente como los anteriores, Joaquín, el tendero de la calle 8, fue acusado de traición a la patria por el dueño del supermercado central, cuyas ventas habían disminuido desde aquel día: “No puedes vender esa leche aquí, Joaquín, las vacas fueron traídas desde Euorpa, si quieres vender leche tendrá que ser de otro animal.”

Joaquín volteó a su alrededor, esperando sin éxito que alguien lo defendiera. Agitó los brazos y dijo con voz apresurada: “Es verdad lo que dices Hernán, pero en ese caso tú no puedes vestir de esa manera, tu ropa es de seda y la seda es de oriente, tu guardarropa entero es una traición! Anda chico, ve por el juez, quiero ver como este viejo se queda sin nada.”

Los clientes y transeúntes que se aglomeraban en la tienda comenzaron a gritarle sugerencias a su tendero favorito, provocando que Hernán le contestara a a uno de ellos: “Bien podría deshacerme de todas mis ropas y vestir manta cruda como la tuya, pero primero quiero ver como dejas de lavarte los dientes, ya que no creo que ni los cepillos ni la pasta hayan sido inventados aquí, ¿Dónde está ese Juez!”.

Para cuando llegó el Juez ya tenía una lista enorme de utensilios que desterrar, lo cual ordenó de inmediato.

La discusión llevaba ya tres días y los ejecutores de la ley pasaban casa por casa despojando a sus habitantes de las posesiones mencionadas por los tenderos y sus clientes. Media ciudad se dirigió hacia la tienda para tratar de defender sus pertenencias y señalar las de los demás en venganza.

Hernán, que ya no tenía muchas cosas que quitarle a Joaquín y al ver como estaba a punto de quedarse sin nada, cambió de estrategia. “Detente malinchista! No puedes decir esa palabra! Es un anglicismo! ”, dijo triunfalmente.

La turba explotó . Anglicismos, galicismos, declinaciones, raíces con orígenes extranjeros fueron prohibiéndose en el lenguaje, haciendo que todos pensaran muy bien sus palabras, hasta que Joaquín, al percatarse que la era de la comunicación humana estaba a punto de terminar en su país, puesto a que los pocos diccionarios de las lenguas indígenas habían sido prohibidos ya que Gutenberg era extranjero, decidió romper la ley dos veces:

La primera, al sonar una campana, que estaba prohibida, para llamar la atención de todos.

La segunda, al encender un televisor que había escondido debajo de la barra.

Uno a uno, los ciudadanos se sentaron en donde pudieron –las sillas habían sido desterradas- y observaron el televisor en silencio durante varias horas. La mañana siguiente la nación amaneció con un espectáculo singular: Una fila de cientos de hombres y mujeres barbudos, despeinados, desnutridos, malolientes y cubiertos solo con las diminutas hojas de los pocos árboles endémicos se dirigía hacia la frontera. Había mucho que importar.

Fin de la ficción.

[/box]

El nacionalismo tiene fines prácticos muy positivos, cuando todo está mal, siempre podemos acudir a él para mantener el orden.

La dictadura del PRI conocía muy bien la técnica y se encargó de crear una mitología de la cual sus ciudadanos pudieran sentirse orgullosos. Se limpió la historia de nuestros héroes, se agregó un poco de drama y sazón a nuestro pasado y se nos adjudicó tradiciones que no eran exclusivamente nuestras, todo esto vía los libros de texto gratuitos y el medio de comunicación más poderoso de Hispanoamérica.

Televisa nos bombardeó durante décadas recordándonos la superioridad de nuestra cultura, el asombro con el que nos veía el resto del mundo y un sinfín de auto-adulaciones dirigidas a levantar nuestra moral, semana a semana Raúl Velasco llegaba al absurdo de decirnos como la belleza de las mexicanas era discutida en todo el planeta.

No solo los mexicanos estaban escuchando, Latinoamérica vivió bajo el yugo de Televisa también, vio como nos apropiábamos de tradiciones más bien hemisféricas y como presumíamos nuestra superioridad. La belleza de las mexicanas difícilmente puede competir entre los temas de conversación sobre México con el de nuestra soberbia entre los latinoamericanos.

Una de las manifestaciones de esta soberbia se manifiesta el día de los muertos. Es el día en que reprochamos la intrusión de otras culturas en nuestro país. El día en que el chip nacionalista instalado por la dictadura se enciende en automático, sin autocensura y reclamamos como nuestra una tradición que en realidad es idéntica a la mundial y declaramos a las culturas extranjeras invasoras como inferiores e indignas de nuestro país.

La celebración mexicana del día de muertos, de origen europeo, si está salpicada con influencias prehispánicas nacionales, pero en su manifestación actual, esta influencia es tan imperceptible, que es difícil distinguirla de las celebraciones locales que en casi todo el mundo están en diferentes niveles influenciadas por sus culturas ancestrales.

La diferencia del festejo de esta tradición en México y muchas partes del mundo radica en la utilización de un ícono gráfico, clave para el éxito de cualquier campaña de mercadotecnia.

La catrina, el excelente grabado del hidrocálido José Guadalupe Posada, que había quedado olvidado y fue difundido por un francés después de la revolución mexicana, creo todo un fenómeno de mercadotecnia a nivel nacional.

Los mexicanos de pronto éramos los autores del festejo a la muerte, solo nosotros nos reíamos de ella, haciamos calaveritas, altares, comiamos en el cementerio, todo en un ambiente festivo. Considerabamos este festejo tan nuestro, que lo usabamos para denostar las culturas de otros países, argumentando el nacionalismo y la superioridad de NUESTRA tradición.

Cuando la dictadura cayó en México, se fue con toda su credibilidad. Todo lo proveniente del PRI fue puesto en duda, todo, excepto su versión de la historia, sus héroes y las leyendas que creó para exaltar nuestro nacionalismo. Hasta los autonombrados “informados”, los que dicen no dejarse engañar por el gobierno y los medios oficiales, siguen creyendo en su mitología.

La maquinaria de exaltación nacionalista que echaron a andar Televisa y el gobierno hace muchos años ha hecho que la condición global del festejo del día de los muertos sea ignorada en nuestro país, con un éxito tal, gracias al alcance internacional de nuestros medios de comunicación y a la promoción internacional que Estados Unidos le hace a nuestra cultura al no poder distinguir entre México y el resto de América Latina, que ha hecho que en muchos países del mundo en los que no celebran esta tradición nos cedan el crédito de su autoría.

En el mundo real Brasil, Bolivia, Japón, Haití, España, Bélgica, Portugal, Bolivia, Ecuador, países de todos los rincones del planeta celebran, la mayoría en las mismas fechas, su día de muertos. Algunos de ellos hacen altares, preparan pan de muerto, se disfrazan de esqueletos, llevan comida a los cementerios y pasan la noche allí, muchos en un ambiente festivo.

¿Suena familiar?

Cerrar nuestras fronteras a la influencia de culturas extranjeras no nos va a enriquecer, al contrario. Nuestras tradiciones y expresiones culturales no tendrían la forma que tanto amamos si alguien hubiese decidido limitar la influencia externa sobre ellas. ¿Qué beneficio nos daría detener la transformación de las tradiciones que fueron transformadas y mezcladas una y otra vez durante siglos? ¿Qué hay de bueno en convertir a una tradición viva en letra muerta?

La globalización inició hace miles de años. En nuestras venas corre sangre cuyo ADN se originó en muchos rincones del planeta, nuestras tradiciones, gastronomía, música y todas nuestras expresiones artísticas son una mezcla de las culturas de todo el mundo. Si viajáramos en el tiempo  y congeláramos las tradiciones en un punto en que pudiésemos afirmar que no tienen ninguna influencia extranjera, difícilmente se parecerían a las que conocemos ahora y difícilmente serían compatibles con nuestra forma de vida.

La mayoría de los mexicanos afirmamos que Televisa y la dictadura ya no dictan nuestra manera de pensar, que han perdido el poder para dictar lo que creemos.  Es hora entonces de dejar atrás la mitología que crearon para exaltar nuestro nacionalismo, generando desprecio hacia la cultura extranjera. Es hora de abrazar la realidad: Nuestras tradiciones y expresiones artísticas son muy valiosas pero no fueron creadas exclusivamente por nosotros.  Tenemos mucho que ofrecer pero también mucho que recibir, como lo hemos hecho durante siglos y como lo hicieron durante milenios los que nos legaron gran parte de nuestra identidad cultural.

Apéndice:

Así celebra el mundo el día de muertos. Si Televisa tenía razón y nuestra tradición no es extranjera, entonces el mundo entero nos plagió:

Altar de muertos en Bolivia, a 6,000 kilómetros de México. Los principales elementos de su celebración son Calaveras, Música y Danza. Para su poca fortuna no tuvieron un artista que caricaturizara su tradición ni un Televisa que la difundiera al mundo.

 

¿Patzcuaro?

No. Es, es el Festival Obon en Japón, a 11,000 km de México.

 

Filipinas, a 14,000 kilómetros de aquí. Comiendo mientras velan a sus muertos en el cementerio. ¿Habrán adoptado la tradición mexicana tan fielmente?

 

Día de los muertos Vudú en Haití. ¿Se copiaron a nuestra catrina?

 

 

 

Altar con ofrendas durante el Pchum Ben en Cambodia,  a 15,000 kilómetros de México:

 

 

Tantawawa, el pan de muerto de Perú

 

El Salvador. La Calabiuza mezcla personajes mitológicos Salvadoreños con la tradición europea de todos los santos, como casi todas las demás. Se celebra con música  y danza celebrando a los muertos festivamente, ¿solo los mexicanos celebramos a la muerte en lugar de llorarla?

 

 

Joel Salazar

 

Follow @Dogmalucion

Comments 15

  1. Anonymous

    Creo que estás confundiendo conceptos, hablas de “nacionalismo” pero lo que tu estás describiendo es “patrioterismo”.

  2. Le Yo

    partimos de que la celebración a los muertos tiene que ver con el ciclo solar, por eso en diferentes culturas se celebra en una fecha muy cercana, cuando el sol “muere” por adentrarse en el “infierno” y renacer como “sol invicto” en diciembre, justo en el solsticio (navidad para otros). El pan es de origen asiático y entró por medio de la colonización europea a América, por eso en los países latinoamericanos se celebra con pan, justo en el día de todos los santos. el miquixtli si existió, pero se celebraba justo antes de la cosecha del maíz, en época de lluvias y en septiembre, cuando tezcatlipoca, “el espejo humeante”, gemelo de quetzalcoatl permitía “arrancar” de la tierra los frutos para que los humanos vivieran.

  3. Luis Gilberto Gutiérrez Hernández

    Si claro todo esto es inventado por Televisa y el PRI, aún cuando esta festividad existe desde tiempos prehispanicos, obviamente a la fecha existe una mezcla con las tradiciones europeas que trajeron los españoles durante la conquista, pero nada tiene que ver, ni el PRI ni Televisa en esto…

    1. damian mtz

      el pri no invento el dia de muerto, ni invento a ningun heroe de la patria, lo que hizo fue ensalzar las tradiciones y a todos nuestros heroes, y a todas las generaciones, incluso nosotros, nos educaron con lo que ellos querian que creyeramos o acaso no recuerdas los spot de televia “una tradicion muy nuestra”.

  4. sara

    Hola, muy interesante tu articulo… me considero una persona que crecio con esa cultura o incultura, como se quiera ver, y tienes toda la razon, el sometimiento de los españoles primero, (que nunca hemos superado) y luego con el del PRI que promovio un falso nacionalismo basado en las apariencias y la ignorancia, ( que tampoco es privativo de Mexico, hay otros paises con procesos parecidos) nos dan un falso orgullo y una intolerancia a lo ajeno, y si a eso le sumas nuestra deficiencia educativa, nos va a ser dificil salir de este circulo. La globalizacion no es nueva, efectivamente pero la tecnologia actual hace que no se compare con ninguna epoca pasada, la velocidad es la gran diferencia y creeme, nos estamos quedando atras, anclados en nuestra ideologia nacionalista y nuestro retraso educativo, la apertura, la tolerancia y el conocimiento nos pudieran llegar pero para eso… tendriamos que borrar a Televisa del mapa y hacer algunas otras cosas….por cierto me entristece la reciente xenofobia antimexicana que he leido en las redes de paises latinoamericanos, cual seria tu opinion.

  5. Pingback: Disney vs el Día de Muertos o el nacionalismo gratuito | edcartre.org [silento en la nuboj]

  6. Pingback: La tradición que Televisa le robó al mundo | Lo tienes que leer

  7. hector

    Hay una constante entre los pueblos que mencionas, excepto japon o camboya, y es que fueron pueblos conquistados por los españoles, que sí tenían identidad propia pero sus costumbres fueron juzgadas primitivas y se les adoctrinó suplantando sus tradiciones con otras compatibles con la fé católica para poderlos subyugar. Después fue fácil manipular a las masas mediante la caja idiota.

  8. Agnostico

    En serio. Que tiene que ver esto con una doctrina religiosa. Me imagino que los 5000,000,000.00 de personas que no creen en Jesús se van a ir al infierno. No juegues si quieres platicar de religión ve a tu iglesia. En este foro es sobre cultura y tradiciones.

    1. Arty

      No Agnostico, este foro es sobre DOGMAS. Y el EJEMPLO de la festividad del día de muertos permite entender el fenómeno de GLOBALIZACION de la cultura. Como ése, Joel podría haber utilizado otros. Pero éste en particular permite ENTENDER el fenómeno sin tanto “rococó”. Si quieres, mejor APORTA otros EJEMPLOS igualmente ILUSTRATIVOS. ¿Te doy algunas sugerencias?: la música, la danza, la pintura, la educación, y un laaargooo etcétera.

  9. nemo

    estupendo reportaje, que demuestra que todos somos hermanos y venimos de dondemismo, una vez mas se demuestra como los mexicanos hemos sido hasta la fecha manipulados por este sistema que nos tienede rodillas

  10. asjkdhaskkjas a asdsa

    la muerte es MUERTE y la vida eterna es Jesucristo, si no porque persiguen la biblia desde hace siglos mas no la pueden destruir, y para quien quiera leer en la biblia lo crean o no dice que Jesus vencio la muerte, ai se ven….

  11. aljhatar

    es muy bueno realmente orilla a la masa gris a retomas un curso de historia, lo cual me remonta a penzar sobre la expancion de la catolica ya que no solo la muerte esta ahi sino que tamvien algunos santos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *